1.jpg

Un reciente informe de la Unicef ha revelado que cada día, en Vietnam, mueren 20 niños por diferentes razones, siendo la principal causa, el ahogamiento.

La mayor parte de los niños que mueren cada día en Vietnam, se debe a ahogamientos, seguido por accidentes de tráfico, intoxicaciones y caídas. Si la cifra de muertos es tan alta, ¿se imaginan cuantos son los lesionados cada día?…las cifras deben ser horrorosas.

A raíz de esto, se pretende instalar un plan de acción que prevenga los accidentes en los niños, comenzando por concientizar al público y educarlos en el tema. El plan debe ser parte de la supervivencia infantil y la estrategia nacional de desarrollo nacional.
También se deberá mejorar la atención sanitaria, en especial la de emergencia y otros servicios de atención pre hospitalaria, esencial para evitar más muertes y la discapacidad permanente debido a las lesiones en los niños.

Según el Ministro del Trabajo Invalidez y Asuntos Sociales, las lesiones de niñez son las que más impactaron el desarrollo y la supervivencia de los niños, afectándolos en su vida adulta. Según dijeron las autoridades, todas las lesiones se pueden prevenir, y era importante tener en cuenta que un programa de prevención era mucho menos costoso que curar lesiones en el medico una vez hechas.

Las leyes por lo visto, están muy incipientes ya que en Vietnam, para darles un ejemplo, un jardín infantil seguro, es aquel que no ha tenido muertes ni lesiones, pero nadie establece bases de prevención, normas de infraestructura, normas de higienes básicas, seguridad, ni nada de eso. Además, en Vietnam es común que niños muy pequeños se tiren a nadar en los ríos.

Vía: vietnamnews
, Foto: flickr