16.jpg

Los templos hindúes en Ho Chi Mihn (Saigón), tienen más de cien años, y es más, se sabe que a finales del siglo XIX y a mediados del XX, ya se construían varios templos hindúes, para lo cual se utilizaron artesanos indígenas, constructores y escultores locales.

Al igual como sucedió con los templos de la India, estos templos siguieron una línea de construcción definida, con amplios salones y circunferencias interiores y exteriores. Hay tres templos muy cerca de la ciudad de Saigón actualmente, con estas hermosas características.

Durante la época de guerra de Vietnam, las difíciles situaciones políticas y económicas del Sur de Vietnam provocaron el éxodo de los Nagartars, quienes tuvieron esposas vietnamitas e hijos que hoy llevan sus nombres en tamil, sin embargo, no hablan ni escriben en tamil, ya que su cultura, evidentemente, se perdió con aquel huída.

24.jpg

Hubo un tiempo, el de la reunificación, durante el cual se cerraron todos los lugares de culto de Vietnam, incluyendo los mas maravillosos templos. Algunos incluso se utilizaron como fabricas, causando un desgaste y deterioro importante de su arquitectura y ornamentación. De hecho, sus joyerías se perdieron casi completamente. Años después, se reabren los templos gracias a las negociaciones entre India y Vietnam.

Cuando se reabren los templos, estos pasan a ser administrados por autoridades vietnamitas, desterrando la costumbre de los sacerdotes que realizan sus pujas. Ya no se permite recibir donaciones en dinero directamente al templo, pero si en una caja, que recolecta los recursos necesarios para que los templos se mantengan en pie.

33.jpg

El Templo de Marianmmam tiene una renta saludable, ya que recibe muchas visitas y aportes de locales. Otros dos templos tienen serios problemas económicos debido a la poca gente que los visita. A veces la comunidad se junta para ir en ayuda de estos templos abandonados, donde el agua gotea a través del techo y las paredes ya han comenzado a exhibir daños.

Las decoraciones de las deidades y los sahumerios utilizados en estos templos vietnamitas, son muy similares a los que se usan en los templos chinos. Aquí, los devotos ofrecen flores y frutas, queman incienso. Los devotos se quitan los zapatos antes de entrar al templo siempre, en señal de respeto y para mantener la pureza del templo.

Uno de los atractivos de los templos, son una serie de Vahanas Murthis Utsava pintados en colores muy vivos, que probablemente fueron hechos por artesanos indios o traídos desde la India. Todos los turistas que llegan aquí, quedan maravillados con las formas y colores de las estatuillas y adornos de los templos. Lamentablemente, no existe un financiamiento de gobierno para mantener estos sitios, y yo creo que calzan perfecto para ser una especie de Patrimonio de la Humanidad.

Fotos: flickr