intestino1.jpg

En el centro de Vietnam, se puede encontrar muchos alimentos deliciosos, pero también extraños. Un ejemplo de esto que les digo, es por ejemplo, el intestino de pescado fermentado y el calamar fermentado, cocido con carne de cerdo, hierbas y verduras.

Entre los peces con intestinos más apetecidos está el atún. Los intestinos se convierten en una pasta deliciosa como el paté. A los peces ballesta también se les saca.

Por lo que dicen los entendidos en este tipo de preparación, cuando les sacan los intestinos a los peces, ni siquiera es necesario lavarlos, ya que están limpios y no tienen nada tóxico. El modo de fabricar el paté es también bastante particular y diferente a como se fabrica en otras partes del mundo, sin embargo, el resultado es bueno.

Esta preparación se acompaña con arroz caliente, fideos, y rollitos de arroz. Para que la preparación quede aún más rica, se debe poner todo en una sartén a fuego lento, añadir un poco de aceite y ajo picado y al final se agrega la salsa. Incluso se puede agregar chile picante.

Las jibias se preparan de una manera similar. En la provincia de Quang Ngai, mezclan una taza de sal con tres copas del intestino, mezclan bien y lo ponen en un recipiente.

Cuando todo fermenta y se pone negro, se puede comer. Hay gente que lo come crudo, otros le añaden jengibre picado, ají y ajo, además de piña picada y hasta se sirve con arroz caliente, hierbas y verduras.

El vientre de cerdo se puede mezclar con la pasta, se añade condimento y azúcar y se cuece en la sartén a fuego lento. La idea es que la carne absorba la pasta del intestino preparada y quede con ese sabor especial.

Vía/ Thanhnnews