14.jpg

Más de una cuarta parte de los pozos de agua que hay en Vietnam, tienen un alto contenido de arsénico, que podría causar cáncer, problemas neurológicos y hipertensión.

El estudio que avala las afirmaciones de un alto nivel de arsénico en las aguas de Vietnam, fue publicado en un artículo de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences. En la publicación, también se indica que los pozos de agua contienen niveles de manganeso que exceden los niveles recomendados por la OMS.

Unos 7 millones de personas están en riesgo de morir envenenados con los efectos acumulativos del arsénico, y lo peor de todo, es que la gente depende de las aguas de pozo para sobrevivir en el día a día, situación que se repite en otros países como Argentina, Australia, Bangladesh, Chile, China, Hungría, India, México, Perú, Tailandia y Estados Unidos.

Entre las consecuencias que causa el agua de pozo contaminada con manganeso, estaría la detención del crecimiento en los niños. Por las pruebas que ya se han hecho a los pozos, un 27% de los pozos superaría los límites permitidos por la OMS, mientras un 44% superaría el nivel de manganeso.

Los daños de consumir agua envenenada, serían acumulativos en la piel, el pelo y las uñas, generando manchas en la piel, hipertensión y disfunciones neurológicas. Otras enfermedades que podrían tener los vietnamitas a futuro son cáncer a la piel, los pulmones, la vejiga y los riñones.

Para desgracia de algunos, no hay más alternativa que tomar agua de pozos, y la única alternativa que tienen para descontaminarla un poco, es hervirla, sin embargo, la medida es insuficiente. ¿Será que en los próximos años, los vietnamitas tendrán que tomar solamente agua mineral para liberarse de tantos males que causa el agua contaminada?.

Vía: abc