binh thuy.jpg

Hay lugares que consiguen cautivar con su estilo arquitectónico, por su belleza, simplicidad, o hasta por su poca planificación como ciudad. Yo creo que hay de todo, y prueba de ello es Venecia, en Italia, o Buenos Aires en Argentina, donde se pueden ver estilos arquitectónicos antiguos y a la vez modernos, separados por barrios o provincias y todos son muy distintos.

En la localidad sureña de Can Tho, en Vietnam, hay una casa antigua que ha sido protagonista de películas, dada su espectacular belleza. Dicen que hubo gente que se enamoró de esa casa en la película, y luego viajó a verla. Otros se inspiraron en el cine, y fueron a grabar más películas en ella.

La casa de Binh Thuy, data de los años 70 y tiene una arquitectura espectacular y colorida. Su estilo es especial porque mezcla algo de la cultura oriental y occidental. Como pieza central de la casa hay un altar ancestral, lacado en rojo y adornado en oro. Hay objetos antiguos que se han ido conservando por generaciones. Una mesa de mármol allí, data del siglo 18, las lámparas del siglo 19 y las sillas francesas del siglo 17, estilo Luis XIV.

Los muebles de esta casa, son hermosos, de madera antigua. Estos son los muebles a los que muchos les decimos, eternos, porque son pesados, duros y de maderas nobles, que podrían llegar a durar siglos intactos si se cuidan. El único problema de este tipo de muebles en la vida moderna, es que requieren de mucho espacio, y además, necesitan cuidados especiales y son más delicados que los muebles baratos. Esto sin contar con que pesan bastante.

Según la persona encargada de cuidar esta casa, muchos coleccionistas van a pedir que les vendan los objetos antiguos, pero ni siquiera en momentos difíciles los propietarios han accedido a esas ofertas. Ésta casa fue construida en 1870 por una familia de apellido Duong. El actual propietario de la casa es nieto del propietario anterior. Hubo un tiempo en que los colonialistas franceses ocuparon esta casa, obligando a la familia a salir, para que vivieran allí los soldados.

Hoy en día, esta casa es un lugar de culto. En los días festivos y aniversarios de muerte de algunos miembros de la familia, se reúnen los miembros de la familia a conmemorar a sus antepasados, pero los demás días del año esta casa permanece abierta al público.

El jardín de 4.000 metros cuadrados, es una maravilla, con una gran variedad de flores plantadas a través de todas las generaciones familiares que han pasado por aquí. Hay varios tipos de orquídeas y cactus.

Inspirados en el éxito de la primera película en el cine, numerosos directores optaron por rodar otras películas aquí.

Vía/ Vietnamnews