Colonización francesa

Periodo independiente terminó en la mitad del siglo XIX, cuando el país fue colonizado por Francia.

Esta nación, empleando como pretexto la ejecución de varios misioneros europeos decidió invadir toda la península de Indochina.

Toda esa región, y en especial Vietnam, era rica en arroz, opio y cuando pudieron traerse semillas del Amazonas también en caucho.

Tanto es así que llegó a contribuir decisivamente a la crisis de las explotaciones de caucho en América del Sur.

Además era rica en metales de importancia estratégica como el estaño. Por último toda la Península resultaba una posición estratégica importante en Asia y en la ruta de Francia hacia China.

Por todo ello París esperaba obtener del sureste asiático importantes beneficios.

Los franceses se asentaron en los tres países levantando y transformando ciudades al estilo occidental, sieEl Vietnam contemporáneo

ndo Saigón uno de los principales ejemplos.

Los europeos dejaron la antigua capital imperial Hué como un referente meramente moral y a su emperador con una precaria guardia personal, pero logró conservar su poder moral.

El Vietnam contemporáneo

La descolonización

Artículo principal: Guerra de Indochina

Durante la Segunda Guerra Mundial, Japón ocupó Vietnam.

Pese a que la autoridad francesa se respetó en un primer momento, tras las sospechas de que los europeos podían estar colaborando con los estadounidenses en una invasión la autoridad francesa fue anulada, muchos miembros encarcelados y la mayoría debió huir hacia China en la llamada Columna Alessandri.

De una forma similar a lo sucedido en la India a los británicos o en Indonesia a los holandeses; el fin de la Segunda Guerra Mundial hirió de muerte a la autoridad moral colonial y también a sus expectativas imperiales.

Francia tuvo que reconocer al poder vietnamita representado por Ho Chi Minh y el Viet Minh con la intención de que los chinos que habían penetrado desde el norte para expulsar a los japoneses se marcharan.

Pero se reservaba la mayor parte del poder en materia exterior y de defensa, incluyendo a la Indochina francesa dentro de la Unión Francesa.

Pronto la Guerra de Indochina estalló favoreciendo en primer lugar a los franceses (que pudieron tomar y conservar el control de las ciudades) y después a los vietnamitas, que lograron evitar las grandes operaciones galas y posteriormente derrotarlos en la Batalla de Dien Bien Phu.

Los Acuerdos de Ginebra dividieron al país en dos con una promesa de elección para la reunificación o no del país.

La prometida elección nunca se llevó a cabo por un golpe de estado, lo que no gustó a buena parte de los vietnamitas del sur ni al gobierno del norte establecido en Hanoi.