La guerra de Vietnam y la reunificación

Durante la Guerra de Vietnam, o la Guerra de Estados Unidos como ahora se refieren los vietnamitas, el Norte estaba apoyado por la República Popular de China y la U.R.S.S., mientras que el Sur estaba apoyado por los Estados Unidos y una coalición de países aliados.

La guerra tuvo cuatro fases:

1. Una inicial donde el Sur perdía territorio año tras año a manos del Vietcong, brazo armado del Frente de Liberación Nacional.

2. Una segunda desde 1965 con la entrada de las tropas estadounidenses la recuperación de terreno por parte del gobierno de Saigón.

3. Una tercera tras 1968 cuando Estados Unidos comenzaba a comprender que no estaba ganando la contienda ni en Asia ni en su propio país y empezaba a planificar y allanar el camino para su retirada en 1973.

4. Finalmente Vietnam del Sur luchó solo contra el Norte y el Vietcong y perdió todo el poder el 30 de abril de 1975.

Sin embargo, el fin de la guerra y la reunificación del país no trajo el fin de las tensiones, pese a que oficialmente cada 30 de
abril se celebre la fiesta nacional del Día de la Paz.

En su vecina Camboya se había implantado un régimen de terror por parte de los Jemeres Rojos también comunista, pero de orientación maoísta (opuesta en muchos aspectos al comunismo soviético desde la Revolución Cultural de 1965).

El carácter paranoico del régimen liderado por Pol Pot y la imposibilidad de hallar culpables de inexistentes sabotajes llevaron a la Kampuchea Democrática a lanzar ofensivas contra Vietnam en abril y en septiembre de 1978.

Hanoi respondió enviando seis divisiones a Kampuchea como aviso de su poderío y propuso crear una zona desmilitarizada en la frontera similar en algunos aspectos a la Zona Desmilitarizada existente entre ambos Vietnam antes de su reunificación.

Pol Pot decidió ignorar la advertencia y continuó el hostigamiento.

El general Giap, algo apartado de la dirección política desde la Caída de Saigón aprovechó la oportunidad para retomar su anterior protagonismo e incitó y logró realizar la invasión de su vecino del oeste con 100 000 hombres y 20 000 guerrilleros del Frente Unido de Kampuchea para la salvación nacional liderado por el ex Khemer rojo Heng Samrin.

El 25 de diciembre de 1978 comenzó la ofensiva que pronto fue prácticamente un paseo militar ante un pueblo que odiaba y temía a sus dirigentes y unos mandos militares inexpertos, mal formados (muchos eran incluso niños) y peor equipados, algunos de los asesinatos de civiles debían hacerse con armas blancas por la falta de balas.

En 12 días, el 7 de enero de 1979, Vietnam había logrado la ocupación de casi toda Camboya, cambiado de nombre al país por República Popular de Kampuchea y dejando como presidente a Samrin, el cual tendría que enfrentar la guerra de guerrillas de los jemeres rojos.