visavietnam1.jpg

Las visitas a Vietnam se pueden extender más allá de lo planificado en un inicio, y para esto hay que hacer un trámite que les permite a los viajeros, prolongar su Visa, y así no caer en la ilegalidad, aunque como todas las cosas, todo tiene siempre una explicación que va más allá de lo legal o ilegal.

La prolongación de la Visa se puede realizar una sola vez, y lo mejor es realizarla un par de semanas antes que caduque la original.

Para hacer el trámite, basta el documento de identificación personal y el tipo de Visas que se alargan con mayor facilidad, son las de viajes comerciales, y turismo, por un plazo que va entre 1 y 3 meses.

Para tramitar otro tipo de Visa, hay que acudir al Departamento de Inmigración y presentar los documentos que acrediten identidad. Según el tipo de Visa, el trámite no debiera demorar más de 5 o 10 días y los precios de la Visa, dependen del tipo de Visa.

Cuando se es inmigrante, la sensación de vulnerabilidad aumenta exponencialmente, y todo eso tiene sus razones fundadas. Lo que no deja de sorprender, es que haya países donde llegan gran cantidad de inmigrantes ilegales, y terminan sobrellevando una vida mucho mejor que la que tenían antes. De esto nace una gran interrogante, y es por qué la gente local de ese lugar invadido por inmigrantes, no consigue salir a flote. ¿Será que se ha hecho costumbre comenzar con demasiadas garantías en todo lo que se emprende y si no se dan todas las condiciones, mejor estar parado?.

Vía/ Aboutvietnam, Foto/ Flickr (melomelo)