hanoi1.jpg

En Hanoi, todavía no hay mucho que hacer, porque la gente llega, recorre sus antiguas calles, ver las marionetas de agua, visitan el Mausoleo de Ho Chi Minh y el Museo de Etnología. Con el paso de los años el panorama no ha cambiado casi nada.

Según las estimaciones, un 40% de los turistas que se queda en Hanoi, permanece a lo más un solo día, y es más, toman a esta ciudad como un punto de tránsito solamente, para luego viajar a otros sitios turísticos.

El gran problema de Hanoi, es que los viajeros no tienen nada que hacer debido a la falta de actividades de entretenimiento. Por este motivo, los viajeros no permanecen en la ciudad por más de 2 días, ya que un tercer o cuarto día, sería un calvario, debido al aburrimiento.

El gran problema de fondo de Hanoi, es que no tiene productos turísticos atractivos, y los complejos turísticos todavía son muy escasos en la capital. Hanoi ha demostrado ser muy poco profesional en el desarrollo de la industria del turismo. Incluso, ha habido eventos que han indignado a la propia comunidad vietnamita, como cuando un coche fue apedreado en la aldea artesanal de Bat Trang porque los turistas que iban a bordo no compraron nada.

Hanoi es un sitio turístico de transito, que se enorgullece de sus miles de reliquias históricas, pero estas no añaden valor al turismo, cuando no van acompañadas de servicios turísticos. Una cosa es que un lugar sea rico en recursos naturales, pero otra, que lo sea en productos turísticos.

Hanoi tiene un gran potencial entre manos, pero no ha hecho mucho para hacerlo progresar, por lo que un foco donde deberían concentrarse los vietnamitas, es en los eventos internacionales de turismo. Para el 2015, Hanoi tiene previsto recibir 2 millones de turistas, sin embargo, esa suma la podrían recibir perfectamente en el 2012 si trabajan en la elaboración de productos turísticos interesantes.

Vía/ Vietnamnet