Déjenme contarles una historia sobre un gran héroe. Un héroe que monto autobuses y trenes durante 15 horas de un tramo, andando penosamente a través de la campiña vietnamita. Un héroe que se enfrento al color y al ruido mas las asquerosas condiciones higiénicas del transporte. Seguro que si se hubiese tratado de una luna de miel hubieran terminado en divorcio.

10.jpg

Bueno, nuestro héroe se quedó sentado en una habitación ultra luz de 75 dólares la noche descansando antes de llegar a Hanoi. El mobiliario lucia bastante moderno, como sacado de un catálogo de Copenhage. La música de muchos países jugaba en el ambiente del bar. En la habitación sirven vino, que complementan perfectamente los pisos de madera, por la mañana, se viene la piña y las frutas frescas. Todo muy elegante.

Nuestro héroe habla en profundidad del buen tiempo con un atractivo joven llamado Trang, que tiene 21 años y estudia en la Universidad Cultural de Hanoi. Por desgracia lo único que pudo salvar del viaje nuestro héroe fue su iPod, un palo de goma y una botella de agua, sin contar los escritos de su diario.

El héroe salió al día siguiente en un autobús para entrar a la ciudad de Hue, una ciudad que nunca previó en el momento del desembarque. Nuestro héroe fue recibido en el jardín del paraíso después de soportar todos los males de la incomodidad. Pero de igual modo, recorrió tumbas y mausoleos, aun con un inmenso calor. Disparo más de 200 fotos en un día, se comió toda la comida india y se lo paso relajado en una péquela ciudad, que le recordaba más a su pueblo en Filipinas, Puerto Princessa. El se paseo por hermosos parques, cabalgo motos por todos los caminos del país, a través de estrechos callejones y todo sitio donde pudo entrar.

Un día, tuvo un encuentro casual en un restaurante en una ciudad con un chico llamado Top. Tenía muy buen carácter, al igual que nuestro protagonista. Nuestro héroe y Top montaron una moto bicicleta descaramente en el centro de Vietnam, durante 6 horas. Se detuvieron en una aldea de pescadores, nadaron en las cascadas y volaron a través de un paso de montaña en el camino de Da Nang.

Ellos montaron la bicicleta pasado China Beach. Nuestro héroe ha pasado los últimos 2 días caminando alrededor de la histórica ciudad de Hoy An, visitando tiendas de recuerdos, recorriendo el casco antiguo y los cafés y restaurantes. También se lo paso acostado en la playa bebiendo cerveza. Nuestro héroe esta ahora agotado y acabado, mostrándonos fotos de esas idílicas playas de aguas turquesa que visito, las selvas, los templos y las pagodas. Esta noche se va rumbo a Nha Trang y luego Saigón. Le deseamos lo mejor.

Vía: travelpod, Foto: flickr