hanoi.jpg

Los fondos públicos de Vietnam, sólo pueden cumplir con la mitad de todo lo que se necesita para desarrollar obras de infraestructura, y por lo mismo, tendrá que buscar más capital en el sector privado.

Vietnam necesita unos 16 billones de dólares al año para cumplir con los proyectos de infraestructura, pero el gobierno sólo puede ofrecer una tercera parte de esa suma, según lo que informa el Ministerio que Planifica las Inversiones.

Tal como sucede en otras partes del mundo, la idea del gobierno es aunar esfuerzos, entre públicos y privados, para que se puedan llevar a cabo las obras de inversión en infraestructura que se han ido planificando dentro de los planes de desarrollo del país. Este nuevo modelo para Vietnam se llamará PPP y la idea es que impulse unos 27 proyectos, dentro de los cuales hay 18 proyectos de transporte y puertos. Hasta el momento, se han seleccionado 4 proyectos de carreteras.

Este modelo de inversión, aunque resulta ser más demoroso en la etapa de planificación y implementación, a la larga, resulta ser el modelo de inversión más rentable, así que el gobierno vietnamita ya está trabajando con ayuda de consultores internacionales, para crear las bases de los proyectos y estudiar sus factibilidades.

Para que el mecanismo de financiación funcione, habrá que hacer cambios en la política y las leyes del país, a fin que los inversionistas también lleguen y se sientan seguros de todo lo que inviertan. Conseguir esta estabilidad es la parte más difícil en algunas partes. Tal vez en Vietnam no lo sea tanto.

Vía/ Thanhniennews, Foto/ (David McKelvey) flickr