Hoy An es el sitio que no deben dejar pasar de largo los que tienen algún interés en la cultura de la nación vietnamita, más aún en su historia.

hoi.jpg

Hoy An fue un importante puerto internacional que funcionó desde el siglo XV al siglo XIX. Durante todo ese tiempo, chinos, japoneses, indios y colonos holandeses se reunieron y convivieron produciendo una rica cultura local, cuyas influencias extranjeras son perceptibles hasta el día de hoy. Combinado con un viaje a las cercanías de Hue, Hoy An ofrece a los turistas una visión profundamente gratificante de Vietnam, sobre todo de su pasado.

Hoy An se encuentra en el centro de Vietnam, en el Mar de la China Meridional, en la desembocadura del río Thu Bon, hogar de casi 100 mil personas. Hoy An es actualmente el casco antiguo de la ciudad, además de Patrimonio de la Humanidad nominado por la Unesco.

hoi2.jpg

Ya en el siglo I D. de C. Hoy An tuvo el mayor puerto del sudeste asiático y éste desempeño un importante rol en los intercambios comerciales de esa zona geográfica. Entre los siglos XVI y XVIII, Hoy An tuvo su apogeo como la ciudad más importante en materia comercial, especialmente en lo que respecta a productos chinos.

Hoy An fue próspero puerto que llegaba hasta el río Thu Bon Silted y la mayor parte del comercio hacia el norte de Danang. Desde hace tiempo que el transporte marítimo que se encarga de los negocios serios se trasladaron a Danang.

El casco antiguo de Hoy An está repleto de calles sinuosas y tiendas de estilo chino que dejan un recordatorio histórico de sus raíces. En el casco antiguo hay unos 844 edificios bien conservados, que a diferencia de otros lugares de Vietnam, se han ido restaurando lenta y cuidadosamente.

A pesar de que Hoy An es una zona turística, ésta se encuentra libre de torres de bloques de hormigón y salones de karaoke. Lo mejor de todo, es que los autos están prohibidos en la Ciudad Vieja, lo que permite disfrutar de un ambiente tranquilo y casi carente de ruidos y contaminación, además de hacer la ciudad mucho más segura.

Fotos: flickr