hochiminh.jpg

El centro de Ho Chin Minh se ha puesto agresivo y violento, es por esto que a pesar de los 200 miembros voluntarios que se han unido a las patrullas de las calles para proteger a los turistas, todavía se hace necesario profesionalizar la atención y protección a los visitantes.

En la ciudad, han aumentado los vendedores agresivos y los ladrones de bolsos. Con estos antecedentes, los administradores de la ciudad de Ho Chi Minh pidieron a la policía municipal crear un plan para crear una unidad de protección al turismo.

A Vietnam, del total de turistas que llega, casi un 60% son turistas extranjeros, por lo que se hace necesario contar con una fuerza policial especializada, que cuide de las necesidades de seguridad de los viajeros.

Esta idea ha estado dando vueltas desde hace bastantes años atrás, ya que la inseguridad es una de las grandes deficiencias del sector turístico de la ciudad. Con los robos y la agresividad de algunos vendedores, la imagen de la ciudad se ha visto seriamente dañada y no se ve que la situación de suavice con el paso del tiempo, sino por el contrario, cada vez, la percepción de la delincuencia es más grave, haciendo a los viajeros más reticentes y desconfiados de lo normal, aunque también es cierto que muchos turistas son muy poco cuidadosos con sus artículos personales, y eso de andar mostrando su cámara de fotos, por ejemplo, es algo que deja espacio para que se les lance un delincuente encima.

Durante los primeros seis meses de este año, Ho Chi Minh ha recibido 1,65 millones de llegadas internacionales, lo que representa un 10% de incremento interanual. Este año, la ciudad espera recibir 3,5 millones de llegadas internacionales durante todo el año.

Vía/ Thanhniennews, Foto/ (Many M.) flickr