market1.jpg

En cada país, hay algo especial que uno siempre tiene que llevar apuntado para comprar. En Vietnam, los souvenirs y imprescindibles para comprar, se podría decir que son todas las prendas de ropa, los trajes sastre y los vestidos fabricados en telas de alta calidad, como la seda.

Las turistas, en su mayoría compran un Ao Dai, que son los tradicionales trajes vietnamitas de blusa larga y pantalón de tela vaporoso, ideal para los climas cálidos. En en materia de moda, todo va evolucionando, y es así como es posible ver que en la actualidad, muchos diseñadores de moda locales han ido inspirándose en los estilos vietnamitas y occidentales, haciendo que sus diseños sean cada vez más atractivos.

Entre los artículos más populares que hay para comprar, están esos tradicionales sombreros cónicos vietnamitas que se ven por todas partes cuando se sale a la calle, las zapatillas, zapatos y bolsos hechos en seda y bambú.

A los que les gustan las artesanías, en Vietnam tienen una multitud de opciones para comprar, tales como jarrones, bandejas, cajas de palo de rosa, madera grabada, pinturas al óleo o acuarelas, persianas de bambú, esteras, alfombras, cerámicas y artículos de cuero.

Hay que tener cuidado, eso sí, con los falsificadores de antigüedades, ya que en Vietnam, no es poco común que se venda increíbles reliquias falsas a precios astronómicos. Un certificado, o quizás la asesoría de algún experto podría ayudar a elegir bien una reliquia, aunque uno nunca está libre de caer en la trampa, ni siquiera en el propio país.

Antes de comprar, es mejor comparar precios y aprovechar la cultura de informalidad que impera en los asuntos comerciales. Es bien fácil conseguir descuentos si se negocia con los vendedores, sólo hay que tener paciencia, y sonreírles.

Vía/ Visit-mekong, Foto/ (Lucas Jans) flickr