vietnam1.jpg

En el Año Nuevo Vietnamita, se celebra el festival más importante del pueblo. Cuando llega la primavera, ya todos los pobladores están emocionados por la llegada del Tet.

Sea donde sea que estén, ellos sienten una gran nostalgia, por el deseo de volver a su tierra natal y reunirse con sus familias. El festival de Año Nuevo se celebra entre finales de enero y inicios de febrero, según sea el calendario lunar. Aunque oficialmente dura solo tres días, las fiestas se pueden prolongar por una semana o más. Entre amigos, vecinos y familiares es normal dar y recibir regalos en los días previos al Tet.

El Tet de Año Nuevo es un tiempo de reunión, una oportunidad para que las familias se reúnan. La costumbre se ha ido haciendo sagrada y algunos de los alimentos tradicionales, que se sirven en esta oportunidad, es el Bánh Chung, Mang y otras preparaciones con arroz. Todo esto es seguido de una visita a una pagoda local.

Cuando llega la fecha, toda la gente se apura en hacerse un corte de pelo, comprar ropa nueva, arreglar su casa, visitar a sus amigos, pagar las deudas pendientes y abastecerse de los mejores manjares tradicionales del Tet.

Las empresas cuelgan banderas con un mensaje que les desea a todos un feliz año y las calles se iluminan con luces de colores.
La ciudad se puede ver toda atravesada con puestos de frutas, dulces y flores. Hay quienes venden árboles de durazno con flores, que son símbolos de vida y buena fortuna. Durante los días de fiesta del Tet, se pueden ver en bandejas, cinco frutas, que simbolizan la admiración y agradecimiento de los vietnamitas hacia el cielo y la tierra.

Los visitantes que llegan a Vietnam por estas fechas, se ven envueltos en flores de colores. Las flores más representativas del país, son las de melocotón en el lado norte y las flores de albaricoque en el lado sur.

Durante el último día del año viejo, se prepara alimentos que se ofrecen a los antepasados, invitados y amigos. También se realiza ofrendas al aire libre y se ponen de manifiesto muchas costumbres y prácticas populares.

Vía/ Adoptvietnam, Foto/ (Akassia) flickr