21.jpg

– 1 kilo de gambas frescas
– 1 cucharada de fécula de maíz
– 4 dientes de ajo picados fino
– 50 gramos de tocino
– 1 trozo de 5 cm. de jengibre fresco rallado
– 1 cucharada de azúcar
– 2 cucharadas de aceite
– 1 cucharadita de sal
– 12 palitos de caña de azúcar
24 tortitas de papel de arroz
– 10 hojas de lechuga
– 100 gramos de brotes de soja sin las puntas
-hierbabuena fresca
– 50 gramos de cacahuetes tostados sin sal picados fino
– salsa dulce de guindillas

PREPARACION

Pele las gambas, limpiar el hilo intestinal y trocéelas; séquelas en papel de cocina y píquelas muy finas junto con el tocino en una batidora de cocina, pulsando intermitentemente.
– Páselo a un recipiente y mézclelo junto con el jenjibre, el ajo, la fécula de maíz, el azúcar y la sal; amasar la mezcla con los dedos durante 2 minutos; de este modo quedará una pasta fina.
– Humedézcase las manos y con 2 cucharadas de masa, haga una bola gruesa, ensártela en un palito de caña de azúcar y empújela hasta el centro.
– Apriétela suavemente y déjela sobre una hoja de papel parafinado, repita este proceso con el toda la masa; guárdelas en el frigorífico mientras prepara el acompañamiento.
– Humedezca con agua por ambos lados las tortitas de arroz hasta que esten blandas y sean fácilmente manejables y apílelas en un plato.
– Situar en un plato las hojas de lechuga con los brotes de soja y la hierbabuena en distintos montones.
– Unte con poco aceite una parrilla y ase a fuego medio las brochetas durante 7 minutos, moviándolas hasta que cojan un tono dorado y estén hechas.
– Cada comensal coge una brocheta, libera la albóndiga y la corta en rodajas finas; luego coge un tortita de arroz, coloca la carne en el medio, pone encima unas hojas de hierbabuena y unos pocos brote de soja y lo envuelve todo en una hoja de lechuga.
– sirvalo con la salsa dulce de guindillas