15.jpg

– 150 gramos de semillas de sésamo blanco japonés
– 2 cucharadas de mirin
– 2 cucharaditas de aceite
– 125 ml. de salsa de soja
– 3 cucharaditas de azúcar
– ½ cucharadita de dashi en gránulos
– 125 ml. de agua templada

PREPARACION:

Socarre a fuego medio en una sartén las semillas de sésamo durante 3 minutos agitándolas suavemente hasta que se doren bien; retírelas enseguida evitando que se quemen.

– Tritúrelas en un mortero para obtener una pasta ( si es necesario añadir 2 cucharaditas de aceite )
– Mezclar la pasta obtenida con la salsa de soja japonesa, el azúcar, el mirin, el dashi y el agua templada.
– Guárdela en el frigorífico tapada y utilícela en los 2 días siguientes.